Google Rebotando de una cosa a otra
Rebotando de una cosa a otra

Literatura, cine, cómics, televisión, música, amigurumis, anime, antropología barata, opiniones y todo lo que se me ocurra.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Reseña manga: Qualia bajo la nieve -Kanna Kii, Milky Way ediciones-

Más de mis cutrerreseñas, en este caso de mangas (y derivados) y animes. Preparaos para una orgía de violencia súper gore, tetas saltarinas y ojos enormes... ¡Que no! Lo que intentaré es demostraros que hay algo más tras esos tópicos.

¡Desde Abril que no había en el blog ninguna reseña nueva de manga! La última fue de Los dioses mienten, puedes leerla aquí, y creo que ya tocaba traer algo de variedad al blog.

En esta ocasión te traigo Qualia bajo la nieve, un manga de un solo tomo de Kanna Kii editado en España por Milky Way Ediciones.

qualia-bajo-la-nieve-kanna-kii-milky-way-ediciones
Sinopsis
A Akio Kobayashi y Umi Ôhashi no pueden ser más distintos, el primero es huraño y tranquilo, el segundo solo mantiene relaciones de una noche y es más sociable. Sin embargo viven en la misma residencia y accidentalmente se conocen un día que Ôhashi llega borracho y Kobayashi le ayuda. En ese momento surgirá una amistad entre los dos, más por parte de Ôhashi hacia Kobayashi, el cual no sabe muy bien que hacer, que les hará replantearse su situación.

Opinión
Me sorprende -muy agradablemente- el renacimiento del yaoi en España. Hace años Ediciones La cúpula saco obras como Mi voz, Yellow o Tu magia me enamora, entre otras, mientras que Norma editorial lo intentó con Bronze ZetsuaiFake y Kizuna, pero ambas editoriales se comieron estas series y tomos autoconclusivos con patatas. No ha sido hasta ahora que el género parece funcionar en España. Quizás se deba a que las editoriales que más cancha le están dando al género, las fantásticas Tomodomo y Milky Way -con Ivrea subiéndose al carro-, están apostando más por el shonen ai -o boy's love, como prefieras-, que al yaoi puro y duro, aunque Tomodomo esta publicando Pájaro que trina no vuela, que es más subidito de tono.

¿Y qué diferencia al yaoi de su subgénero shonen ai -o boy's love-? Pues el sexo. En los yaoi el sexo forma parte de la historia y es más explicito, mientras que el shonen ai tira más a lo romántico, es más inocente y platónico. No digo que en el shonen ai no haya sexo, pero de haberlo es en menor cantidad o más sutil. Ojo, no estoy diciendo con esto que el yaoi sea porno -para eso esta el bara para el público masculino homosexual-. Por cierto, si eres neófito en esto del manga, te diré que el yaoi y su subgénero shonen ai -o boy's love- van dirigidos al público femenino.

¿Qué opinas? ¿El actual resurgir de este genero se debe a que se edite más shonen ai que yaoi puro o duro o a que el publico ha madurado?

Pero voy a centrarme que creo que me estoy yendo por las ramas, aquí he venido a hablar de mi libro Qualia bajo la nieve. Pero si quieres puedes responder a la pregunta de antes en los comentarios.

Qualia bajo la nieve trata la historia de dos chicos tremendamente opuestos, uno tiene asumida su sexualidad y la vive plenamente en forma de relaciones de una noche y el otro es un solitario que prefiere la compañía de las plantas que a la de los seres humanos. Durante gran parte del volumen se nos narra la particular amistad que surge entre los dos y como poco a poco Kobayashi se va acostumbrando a tener a su alrededor a Ôhashi. Así pues, la trama se centra más en como se van conociendo y acercando, al tiempo que van derribando algunas barreras personales, que en la atracción física, porque el amor es algo que surge después, cuando ya se han conocido. Esto provoca que la historia tenga un ritmo tranquilo y se explore el carácter de los personajes tratando de evitar clichés -aunque no lo consigue del todo ya que Ôhashi, como todo buen rubio de un yaoi/shonen ai, es más emocional-.

El enfoque utilizado por la autora me gusta, hace que la historia sea entrañable y que este más cerca de la comedia romántica que del folletín. La lees con una sonrisa en los labios y llegas a identificarte con los personajes, porque no son perfectos y tienen sus cosas, pero los ves crecer y evolucionar, superar cosas del pasado y establecer entre ellos la relación poco a poco.

Y el dibujo, ¿cómo no hablar del dibujo?. Visualmente es una preciosidad, es un manga que entra por los ojos gracias a un estilo dulce, relativamente detallado en los escenarios y un diseño de personajes muy bonito.

De todas formas Qualia bajo la nieve tampoco es un manga perfecto, en ocasiones es un poco difícil seguir los diálogos porque no queda muy claro quien dice qué. También tiene un defecto bastante común en este tipo de historias que es el del hetero que "de repente" se da cuenta de que es gay o, al menos, que siente algo por el otro coprotagonista. Posiblemente en  este caso no sea totalmente así, me da la sensación que posiblemente el personaje de Kobayashi es más bien asexual, de ahí su poco interés tanto en el sexo opuesto -la verdad es que los comentarios misóginos sobraban por completo- o por los hombres, pero bueno, esto es más una apreciación personal.

En fin...
Qualia bajo la nieve es una historia sencilla y bonita, una lectura agradable que entra por los ojos gracias al atractivo dibujo y que te deja con un buen sabor de boca.

Recomendado a: fans del shonen ai y lectores sin prejuicios con ganas de leer algo bonito.

Lo peor: en un par de escenas tienes que intuir quién dice qué porque la autora parece no saber indicarlo.

Lo mejor: el buen cuerpo que te deja cuando terminas de leerlo y, por encima de todo, el dibujo.

lunes, 13 de noviembre de 2017

Reseña literaria: Agua salada -Charles Simmons, ed. Errata Naturae-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Los que sois habituales ya sabéis, o deberíais, que siento especial debilidad por las historias iniciáticas en las que niños o adolescentes descubren el mundo de los adultos, cambiando así su vida de manera irreversible. Por eso, cuando mi santo cogió en la biblioteca Agua salada me llamó mucho la atención, tanto que pase de ojearlo a leerlo entero mientras aún estábamos allí.

Eso no es leer, es devorar un libro.

Y ya te digo yo que pocas veces hago eso.

agua-salada-charles-simmons
Sinopsis
Verano de 1963, el quinceañero Michael esta pasando las vacaciones estivales en la casa familiar en la playa, pero este año es distinto, porque la casa de invitados la han alquilado a la sra. Mertz y su hija Zina, las cuales llaman su atención por su estilo de vida cosmopolita, pero sobretodo por la inteligente Zina, totalmente distinta a todas las chicas que ha conocido y de la que se enamora pese a que es cinco años mayor que él.

Opinión
La verdad es que no conocía de nada la obra de Charles Simmons, pero reconozco que tenía ganas de leer algo de errata naturae, su selección de textos me parece muy interesante, y por ello, como os he contado antes, cuando mi santo cogió este libro y vi que era de esta editorial y que la historia era un coming on age -en inglés, que queda como más moderno- empecé a ojearlo y de ahí a leerlo entero durante la tarde que estuvimos en la biblioteca.

Y la verdad es que fue una suerte que mi santo lo cogiera, porque se ha convertido en una de mis mejores lecturas de un año que no solo esta siendo bastante prolífico, sino que además he tenido la suerte de encontrarme con libros de mucho nivel.

La frase con la que arranca el libro, y la sinopsis oficial de la editorial, es En el verano de 1963 yo me enamoré y mi padre se ahogó, que resume muy bien lo que nos va a contar Simmons, una historia iniciática, que gira sobre el amor en todas sus vertientes, pero también sobre la muerte, real y metafórica, y el cambio generacional. Todo ello con el verano como marco perfecto para el tránsito entre la adolescencia y la madurez gracias a esos días interminables, el mar y el sol, que convierten este momento del año en una especie de ensoñación, de paréntesis del mundo real.

El motor de la historia es el enamoramiento por parte del quinceañero Michael de la veinteañera Zina, una chica inteligente, que ha visto mundo, que sabe crear misterio sobre su persona y ser, al mismo tiempo, cercana y cariñosa. En resumen, una chica magnética y atractiva más allá de su físico, que provoca en Michael su despertar emocional, sexual y personal, iniciando así el proceso de perdida de la inocencia y despertar al mundo de los adultos que el mismo nos cuenta desde su madurez. Pero el libro es mucho más que un primer amor, también habla sobre el amor entre padre e hijo, Michael admira la figura de su padre, un hombre atractivo, seductor, seguro de si mismo y exitoso vendedor de seguros, el amor en el seno de la familia, que no siempre resulta ser lo suficientemente fuerte o sano para todos los integrantes de la misma, la amistad -que podemos entender como otra forma de amor, ¿no?- representada con el amigo de Michael, el amor sexual -los ligues del amigo de Michael o la atracción física que el protagonista siente por Zina, entre otras cosas que no te voy a contar para no destriparte el libro- y el amor no correspondido. En este aspecto Agua salada no solo es un compendio de los distintos tipos de amor, sino que logra un terremoto emocional que hace tambalear las creencias de todos los personajes de la novela.

Uno de los detalles que más me han gustado del libro es como une el despertar a la madurez y a la realidad con la vida familiar. La familia de Michael es la típica y tópica: el padre que va a trabajar, la madre que trabaja como ama de casa y el hijo cuya función principal es estudiar y aprender. Bajo la idealizada imagen que el propio Michael tiene de su familia se esconde un padre ausente que da más importancia a su trabajo que a la familia -ni en la época estival deja de ir a la oficina- y una esposa insatisfecha con su vida, siempre insegura y temerosa de que su a marido la esté engañando porque no se siente a su altura. Es gracias a la contraposición de la forma de entender la vida de la familia del protagonista y de las Mertz, Zina y su madre, que Michael empieza ver más allá que antes. La libertad con la que viven las Mertz, su atractivo y ese aire cosmopolita e intelectual que desprenden son un revulsivo para Michael y su familia. Mientras que la madre del protagonista vive por y para su familia, con todas las crisis emocionales que le provoca su relación con su marido y que su hijo no la valore, la madre de Zina disfruta de su vida, explotando su sensualidad y atractivo, viviendo su libertad sin nadie que le diga que tiene o no tiene que hacer, al igual que Zina, que, como ya he dicho, es alguien con un magnetismo fuera de lo común, especialmente a ojos de Michael. Que en su evolución nuestro protagonista vaya perdiendo apego por su padre y se sienta cada vez más cercano a su madre no es casualidad, Michael empieza a ver más allá de la idealización de la figura de su padre, viéndolo por fin como un  ser humano con sus virtudes y defectos y empieza a empatizar con su madre, es parte de su camino hacia la maduración, por fin es capaz de ver el dolor del otro y ponerse en su lugar.

Y el final, ¡EL FINAL! las últimas páginas del libro son un terremoto que remueve los cimientos de todos y cada uno de los personajes. La tensión que se crea, el desbordamiento de sentimientos tan fuertes como el amor, el deseo, el odio o la venganza y el desenlace último y final es tan fuerte que incluso te deja exhausto como lector.

En fin...
Agua salada es un libro maravilloso con un estilo sencillo y directo que logra describir la intensidad del amor, la madurez y el fin de la inocencia. El regusto que queda tras su desenlace es amargo por el dolor que transmite, pero pese a ello es una lectura muy recomendable.

Recomendada a: quien busque una historia que le remueva por dentro.

Lo peor: pensar que no es más que un compendio de todos los tópicos de las historias estivales de iniciación y no darle una oportunidad.

Lo mejor: su capacidad para remover los cimientos de la estructura familiar clásica y de la adolescencia.

martes, 7 de noviembre de 2017

Reseña literaria: Huracán en Jamaica -Richard Hughes, Alba Editorial-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

Desde siempre me han fascinado las historias de "niños malrolleros", esas que exploran la crueldad que nace de la inocencia y la mala baba de la infancia, porque, aceptémoslo, por mucho que Rousseau afirme que los niños son buenos por naturaleza, solo nos hace falta observarles un ratito para ver que en su candidez también hay maldad... aunque ellos mismos no sean capaces de darse cuenta, lo cual es aún peor. Por eso tenía ganas de leer Huracán en Jamaica, que explora ese lado oscuro que los más pequeños y que tanto ha influenciado a la literatura y al cine.

huracan-en-jamaica-richard-hughes
Sinopsis
Jamaica, mediados del s. XIX,  tras un fuerte huracán los Bas-Thornton deciden enviar a sus cinco hijos a Inglaterra para que reciban una buena educación, en el momento de embarcar coinciden con los dos hijos de la familia criolla Fernández, que también parten con el mismo objetivo. Para los niños la vida en Jamaica ha sido como estar en un paraíso, pero el viaje en barco promete nuevas aventuras. Durante el trayecto el barco de los niños es abordado por unos piratas que terminan por secuestrarlos "accidentalmente", iniciándose así una convivencia sorprendente, en la que tanto los niños como los piratas descubren que los otros no son lo que parecen.

Opinión
De haber leído este libro en mi infancia o en mis primeros años de adolescencia seguramente me hubiera parecido una gran aventura iniciática, con mucho sense of wonder, personajes muy bien perfilados y un retrato de la vida en el mar y los últimos años de la piratería un tanto romántico y decadente.

Sin embargo, habiendo leído ahora este libro, me doy cuenta que no hay nada épico ni aventurero en esta triste historia, pese al evidente buen humor -en ocasiones negrísimo- con que el narrador hace su trabajo, llena de una melancolía que solo los relatos sobre el fin de una época son capaces de contener.

Precisamente "el fin", casi como concepto en si mismo, es uno de los grandes protagonistas del relato. La introducción en la que el narrador habla sobre la caída en desgracia de las familias colonialistas no es gratuito, sino que marca ese tono melancólico y decadente que también podemos ver en el retrato que hace de la vida pirata, un estilo de vida moribundo por culpa de unas leyes más estrictas y la aparición de los barcos de vapor. Olvídate de ese barniz glamouroso, terrorífico y chispeante al que estamos acostumbrados de los relatos de corsarios, aquí se les humaniza al extremo, mostrándolos con todo su declive como unos pobres bribones que tratan de sobrevivir dando golpes sin llamar demasiado la atención, atemorizados como están de las autoridades y los barcos de vapor. El modo, casi bondadoso en la mayoría de las ocasiones, en la que tratan a los niños, como si fuesen unos invitados o unas mascotas más que unos rehenes involuntarios, el ingenio con el que organizan sus asaltos para evitar la violencia y, así, pasar más desapercibidos, las dificultades para sacar beneficios de sus botines o el estado del barco casi resulta más ridículo que intrépido.

El otro gran tema del libro es la infancia, el narrador nos mete en la cabeza de los niños, especialmente en la de Emily, mostrándonos su proceso de adaptación y maduración. Richard Hughes presenta a los niños como unos seres que aún no han sido educados -o domados, como prefieras- por la sociedad, y, por lo tanto, peligrosos por su falta de principios, su egocentrismo y su incapacidad para distinguir entre el bien y el mal. Gracias a esa inocencia son capaces de adaptarse a las circunstancias más difíciles, manipular a los adultos y vivir experiencias horribles casi como si fueran juegos que quieren volver a repetir. De hecho, los niños son más violentos que los propios piratas y tan solo Emily y Margaret, que son las mayores, son capaces de entrever la situación en la que se encuentran, aunque por estar en un limbo entre la niñez y la adolescencia siguen comportándose con esa inocencia, en su caso, además, sexualizada por su desarrollo físico, que resulta tan perturbadora para los adultos.

En fin...
Huracán en Jamaica es una lectura fantástica, una historia oscurísima contada con unos golpes de humor que sorprenden y que nos regala un inquietante retrato de la infancia. La verdad es que no entiendo como un libro tan bien escrito, que disecciona de un modo tan preciso a sus personajes y que logra transmitir la sensación del fin de una era puede haber caído en cierto olvido colectivo. Sin duda una joya a descubrir.

Recomendado a: quienes sepan que los niños no son trigo limpio.

Lo peor: tarda un poco en arrancar.

Lo mejor: los personajes. TODOS.

domingo, 29 de octubre de 2017

Los animes que voy a ver de la temporada de otoño de 2017

Más de mis cutrereseñas, en este caso de mangas (y derivados) y animes. Preparaos para una orgía de violencia súper gore, tetas saltarinas y ojos enormes... ¡Que no! Lo que intentaré es demostraros que hay algo más tras esos tópicos.

¡Cuanto tiempo sin hablar de mangas y animes en el blog! Esta vez os traigo las series que voy a intentar ver de esta temporada... y digo intentar porque normalmente me cuesta la vida seguirlas y acabo viéndolas a mi ritmo.

Por cierto, voy a intentar comentar las series capítulo a capítulo en unos álbumes que crearé para cada una de ellas en la página de facebook. Junto a la descripción de cada serie os dejaré también un enlace directo a su álbum, a ver si te animas a verla y la comentamos juntos ;)

Sin más preámbulos empiezo:

Kino no tabi: The beautiful world - The animated series

kino-no-tabi-the-beautiful-world-the-animated-series


No te imaginas la ilusión que me ha hecho que hayan devuelto a la vida a esta serie. Kino no tabi: The beautiful world - The animated series es un remake de un anime del 2003 que adaptaba una saga de novelas ligeras con el mismo nombre protagonizadas por Kino, una misteriosa chica que viaja de ciudad en ciudad junto a Hermes, una moto que habla. La protagonista tiene dos reglas que cumple en sus viajes:

  1. Solo se queda tres días en cada ciudad que visita.
  2. No interviene en los asuntos de la ciudad, manteniéndose neutral.
Kino no tabi es un journey, un género que a mi siempre me ha gustado y que básicamente consiste en mostrarnos al protagonista a lo largo de un viaje, llegando en cada capítulo a un lugar distinto donde conocerá a diferentes personas y madurará gracias a las experiencias vividas. En este caso la cosa va más allá, porque lo que se pretende es que el espectador extraiga una lección moral a partir de los hechos de los que Kino es testigo. Sin abandonar cierto sense of wonder, la serie deja a un lado la aventura en favor de un tono más introspectivo y reflexivo.

Supongo que pasará como son la serie del 2003 y pasará algo desapercibida, pero su premisa es muy interesante.


Mahoutsukai no Yome: Hoshi Matsu Hito



mahoutsukai-no-yome-hoshi-matsu-hito

Si estas puesto en el tema anime seguro que piensas que me he equivocado, pero no, antes de ver Mahoutsukai no Yome, también conocida como The Ancient Magu's Bride gracias a la edición del manga por Norma Editorial en España, he decidido ver la OVA de tres capítulos. Igual la idea es una tontería porque lo más seguro es que cuente una historia que no tenga un peso directo en la serie, pero como no he leído el manga he decidido empezar por aquí.

La historia de esta miniserie gira alrededor de Chise, una adolescente con capacidades mágicas termina como aprendid del mago Elias, que tiene cabeza por calavera de vaca -o algo así-, y, tras encontrar un libro que le recuerda su infancia, le cuenta al mago y a sus nuevos amigos como fue su vida antes de conocerlos.

La serie tiene pinta de ser una de esas historias tiernoras -aunque muuuuuuuuy previsible- que me gustan.

Cuando empiece con la serie os pasaré el enlace a su correspondiente álbum por mis perfiles en redes sociales -a los que puedes acceder haciendo click a esos iconos tan chulos que puedes ver en la columna-, así que si te apetece comentarla conmigo estate atento.

Last Hero Inuyashiki



Sin duda una de las series más esperadas y que más expectativas ha levantado al adaptar la nueva obra homónima de Hiroya Oku, autor de otro manga hiper famoso llamado Gantz, una de las obras cumbres de la ciencia ficción japonesa de los últimos años.

La historia gira alrededor de Ichiro Inyashiki, un señor de 58 años pero que por culpa del desgaste en su trabajo y a lo poco que le valora su familia parece mucho mayor de lo que es. Encima le han diagnosticado un cáncer, quedándole tan solo tres meses de vida. ¿Podría ser peor? Sí, siempre puede ser peor, porque una noche muere atropellado por una nave espacial que se estrella contra la Tierra -¿a que esto no te lo esperabas?-, por lo que los ocupantes de la misma le devuelven a la vida con lo único que tienen a mano: armas. Así pues el pobre Inuyashiki descubre que se ha transformado en un arma andante y debe decidir que hacer con su vida.

Por el momento el primer capítulo me ha gustado mucho, se mueve entre el costumbrismo y la ciencia ficción, logrando darle una gran humanidad a Inuyashiki-


Hay otras tres series que me interesan bastante, así que si al final me decido a verlas también le haré una segunda parte a este post.


¿Quieres comentar conmigo estos animes? Pues dale al texto resaltado en negrita para ir a su respectivo álbum
¿Quieres recomendarme alguna otra serie de esta temporada? ¡Hazlo! Posiblemente le daré una oportunidad en un futuro cercano.
Cuéntame, ¿ves animes? ¿qué series vas a seguir esta temporada?

miércoles, 25 de octubre de 2017

Reseña literaria: El último libro de Emma Olsen -Berta Dávila, ed. Mar Maior-

Espacio para contaros, con mi habitual falta de vergüenza y mucha egolatría, que me ha parecido tal y cual libro.

¡Que se me acaba octubre y aún no he reseñado ningún libro escrito por una mujer! Si el blog estuviera más en forma habría reseñado ya un par de libros para hablaros de algunas de las autoras que suelo leer o que he descubierto recientemente, como Amélie Nothomb, Banana Yoshimoto, Shirley Jackson, Patricia Highsmith, Diana Wyne Jones... pero al final decidí releerme un libro que hace unos meses se convirtió en una de mis grandes lecturas de este año.

Así pues, os presento a Berta Dávila con El último libro de Emma Olsen.

el-ultimo-libro-de-emma-olsen-berta-davila
Sinopsis
Antes de morir por culpa de un cancer terminal a sus casi cuarenta años, Emma Olsen, una escritora con una carrera fulgurante y un premio Pulitzer a sus espaldas, vuelve a Faith, su pueblo natal, para escribir su último libro, uno en el que contará una parte de sí misma que pocos conocen y que necesita poner en papel en un acto catártico que le permitirá, por fin, estar en paz consigo misma.

Opinión
Descubrí este libro gracias al sorteo de Libros Prohibidos en el que gané las cuatro últimas obras ganadoras del Premio Guillermo de Baskerville -este libro lo obtuvo en el 2015-y  me quedé fascinado con su premisa. Si eres una visita habitual del blog ya sabes que a mí el rollo metaficcional me gusta más que a un niño un caramelo, pero más allá de eso este pequeño libro desprende tanta sabiduría, tanta madurez, tanta sensibilidad -de la buena, de la que no busca la lágrima fácil- que es imposible no enamorarse de la historia que cuenta.

En El último libro de Emma Olsen, Berta Dávila se pone en la piel de la susodicha Emma Olsen y nos trae una falsa biografía, el último libro que Olsen escribe mientras un cáncer terminal está acabando con ella, una confesión -unas "memorias urgentes", como dice el falso editor, que es lo que leemos como lectores- que busca expiar la culpa que la reconcome para tratar de perdonarse a sí misma. En este aspecto el estilo adoptado por Dávila en este juego metaficcional es muy inteligente, logra que el libro realmente parezca una traducción de una obra anglosajona gracias a la introducción del editor de Olsen, a las notas a pie de página que hacen referencias tanto a otras obras de la falsa escritora como a diversos momentos de su vida e incluso con algún juego de palabras que en caso de ser una auténtica traducción del inglés sería imposible de trasladar al castellano. El estilo narrativo, austero y directo pero poético, puede recordar a otras obras americanas, personalmente me vino a la mente Olive Kitteridge de Elizabeth Strout y Las vírgenes suicidas de Jeffrey Eugenides. Logra cierto realismo sucio, sin regodearse en lo sórdido, al hacer hincapié en la vida intima de los habitantes de Faith, mostrándonos que en una ciudad pequeña y provinciana como esa, donde todo el mundo se conoce, no hay sitio para los secretos, provocando que el lado feo de la vida de cada uno esté expuesto, atrapando a la gente que vive allí y al lector en una atmósfera asfixiante. Faith es una ciudad que te expulsa pero al mismo tiempo te retiene, convirtiendo a sus habitantes en una masa compacta en la que nadie sobresale ni puede prosperar. Faith es un personaje más, un personaje tremendamente poderoso y atrayente.

Y el mayor sueño de Emma Olsen es huir de Faith. Esa es una de las razones por lo que la muerte casi es la coprotagonista de la historia. La muerte es una constantemente a lo largo del relato -la enfermedad que está a punto de llevarse por delante a Olsen, el fallecimiento de varios de los habitantes de la ciudad a lo largo del relato, la lista de maneras de morir como modo de huir definitivamente de Faith, etc.- pero se aborda sin sensiblerías ni tópicos. La muerte es una manera de huir, pero también una inflexión, una llamada a la acción y al autodescubrimiento lejos del juego de espejos que es la vida de Olsen y Clarissa. Pero la muerte también genera la culpa, que es otro de los grandes temas que se tocan en esta obra, y la culpa es algo untoso, se pega a la piel y dificulta esa otra huida, esa en la que se elige vivir, porque no permite olvidar.

La culpa está presente desde la primera página y termina por ser el mcguffin que articula el relato. Como ya he dicho, El último libro de Emma Olsen es una búsqueda del perdón y la autoliberación. Hay un misterio, un secreto -derivado de ese sentimiento de culpa- cuya futura revelación crea una tensión que crece capítulo a capítulo. Dávila es capaz de desviarse de la historia principal, contándonos parte de la vida de otros habitantes de Faith o de Olsen tras abandonar la ciudad, sin que esta decaiga. El clímax final es intenso y de una intimidad que desarma: no hay excesos, solo algo que se rompe, una inocencia que desaparece para siempre.

En fin...
El último libro de Emma Olsen es una obra que logra transmitir una intimidad enorme y, por momentos, te hace olvidar que Olsen es una invención. Que no te engañe su corta extensión, sus 100 páginas se bastan para lograr una historia redonda, con una atmósfera realista, unos personajes complejos y un final perfecto. Te aseguro que es una lectura maravillosa, es uno de esos libros que se te quedan dentro.

Recomendado a: quien sabe del poder liberador de la literatura

Lo peor: no leer este libro por pensar que su corta extensión no puede permitir una gran obra.

Lo mejor: el mundo interior de Emma Olsen y el retrato de Faith y sus habitantes.

P.S.: Como tengo mucha curiosidad por leer más cosas de Berta Dávila, me he traído a casa desde la biblioteca El arte del fracaso.
Blogging tips